Cómo ejercer el derecho al olvido

Cómo ejercer el derecho al olvido

Cómo ejercer el derecho al olvido

El Derecho al Olvido, es un nuevo derecho que aparece en el Nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos como una modificación de los derechos ya existentes de Cancelación y Oposición con el fin de impedir la difusión de información personal a través de buscadores de internet en determinados casos: por ejemplo cuando la información se encuentre desactualizada, obsoleta o carezca de interés público.

Derecho al olvido en Google

La actividad de un motor de búsqueda consiste en:

  • Encontrar información publicada o puesta a disposición por terceros;
  • Indexarla de manera automática;
  • Almacenarla temporalmente; y
  • Ponerla a disposición de los internautas según un orden de preferencia establecido

Esta actividad se considera un tratamiento de datos y por consiguiente los buscadores son responsables del tratamiento, por ello es ante ellos, donde hay que ejercitar el Derecho al Olvido. Cada Buscador tiene establecido un procedimiento para el ejercicio de este derecho. (Google, Yahoo, Bing). En caso de no recibir una contestación satisfactoria puedes solicitar la tutela del derecho a la Agencia Española de Protección de Datos. El Derecho al Olvido debe ejercitarse por el interesado o un representante del mismo acreditado como tal.

¿Desaparecen mis datos de internet? No, no desaparecen, lo que desaparecen son los enlaces que el buscador hace a las páginas donde reside la información original, es decir que cuando alguien ponga tu nombre y apellidos, el “Buscador” no facilitará información, pero si la información es buscada por otro rango o con otras palabras sí aparecerá.

¿Puedo ejercitar mi Derecho al Olvido frente a los titulares de las webs que han publicado la información? Si puedes hacerlo, pero es mucho más complicado y es posible que no tengas éxito si la información es verídica y legal ya que el Derecho al Olvido muy a menudo choca con la “libertad de expresión” y es muy difícil demostrar que no es pública, que no eres un personaje público y sobre todo que no es de interés público, siendo legitima y veraz.

El tratamiento de datos que hace un “Buscador” no es el mismo que el que realiza el titular de una web, que también es responsable de tratamiento, al “Buscador” se le puede exigir que no ofrezca la información a terceros, pero quitar la información personal de la fuente requiere, por una parte que esa información no sea pública y por otra y más importante que el que la publica no haya obtenido nuestros consentimiento expreso, pero hay excepciones para conseguir un consentimiento del afectado y por lo tanto la legitimación para el uso de tus datos, por ejemplo si tu has publicado voluntariamente datos y fotografías en tus redes sociales y las has hecho públicas tu mismo. El hecho de que publiques datos personales en redes sociales, tampoco permite a cualquiera utilizarlos para lo que quiera, pero no ayuda cuando tienes que demostrar que no son públicos.

Para conseguir cancelar o suprimir la publicación de datos personales, nosotros, como empresa de protección de datos, recomendamos ir por otra vía (derecho a la intimidad, al honor, etc) dependiendo de lo que se haya publicado y cómo se haya publicado, es más efectivo este camino para obligar a la fuente, es decir, al responsable de la página web a eliminar tus datos personales de la noticia o tratarla con técnicas de anonimación

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que accepta su uso. Más información.